Sanar – Diagnóstico Autista Adulto (Asperger)

Sanar, es una palabra simple pero muy amplia y compleja a la vez. Puede significar que estas sanando de una enfermedad o herida física o, más complejo aún, de una herida emocional. Oh, si, qué sublime hablar de heridas emocionales, ahora todo lo que se lee es como todo “etéreo y trascendental” cuando la gente escribe en Internet de lo que sea usando palabras domingueras, pero yo no soy ni etérea ni trascendental, yo escribo directo y sin rodeos de lo que sea y, en este caso, sanar, fue y sigue siendo un proceso lento y con mucho dolor para mí.

Hace 6 años mi vida inicio un ciclo de muchos cambios que puso mi vida y expectativas de cabeza. Confieso que, no solamente no estaba preparada para todo lo que ocurrió y sigue ocurriendo, sino que tampoco lo manejé de la mejor manera. Siento que mucho solo lo sobreviví y como una mortal que soy otras cosas no las supe controlar.

Este escrito es una forma pública de aceptar que, si, fui una completa amargada. Que mucha gente la traté con rabia producto de mis propias frustraciones y dolor, absolutamente. Muchos de ellos la verdad lo merecían por su falta de sensibilidad, otros solo estaban en el momento y lugar equivocado y en medio de mi amargura los atropellé sin piedad.

Lo que voy a ser es muy enfática para quien este pasando por un proceso igual son estos puntos que aprendí de mi propia experiencia:

  1. Las cosas pasan y no depende de ti como persona evitarlas, algunas cosas simplemente pasan y hay que procesarlas, punto.
  2. No tienes que aguantar de nadie comentarios insensibles, más si esa persona tiene todo bien en su lugar y te da consejos de lo que “debes hacer” sin más y sin tomar en cuenta tu dolor. Hay consejos que simplemente no ayudan por que vienen del egoísmo no del amor.
  3. Toma el tiempo que necesites, no es carrera de velocidad, mientras avances todo es ganancia.
  4. Toma distancia de lo que necesites y como necesites. No, retraerse no está mal si te ayuda a procesar tu dolor, mucho estímulo puede confundirte y herirte más. Cada persona procesa el dolor de forma diferente.
  5. Los planes y expectativas no son malos siempre que uno sepa adaptarse y este consciente que nada es 100% seguro. Quien te diga que sufres porque esperaste demasiado no solo es un ser insensible, miente porque todos los humanos hacen planes y se imaginan cosas. La diferencia es que a ellos no les salieron mal y tu dolor les molesta. Nuevamente es un comentario egoísta que no viene del amor.

Los autistas además tenemos una desventaja adicional en el proceso de sanación y es que sentimos estos golpes profundamente. Contrario a lo que se dice que somos seres fríos y demasiado lógicos, las eventualidades nos dejan una herida muy profunda pues nuestro entendimiento de las cosas que hacen mal otros y nos hieren no nos “computa” ya que muchos de nosotros no lo haríamos. Confiamos demasiado a veces en los demás y en nuestra ingenuidad somos blanco de gente inescrupulosa, nos cuesta leer las malas intenciones, aunque nos esforzamos por hacerlo. Este detalle a veces hace que sanar demore mucho más pues no entendemos lo que pasó, seguimos culpándolos y reviviendo el suceso una y otra vez. Es parte de nuestro proceso neurológico de muchos (no todos ojo), por ello, tampoco te atormentes si no puedes romper ese ciclo rápidamente, toma tiempo.

Hoy, justo antes de iniciar el nuevo año estoy lentamente retomando algunas cosas que aparté de mi vida por el dolor que me causaban por lo mal que habían ido. Poco a poco meto los pies en el agua de la vida para retomar el rumbo, retomando mi llamado espiritual, retomando mi amor hacia mí, retomando el hacer planes con fe en el futuro, solo una cosa queda en duda de qué hacer, amor. De todas las cosas que se me derrumbaron, el desamor fue la más dolorosa de las cosas que me hirieron pues amar depende del otro en la relación y el daño y decepción fue muy grande. No estoy lista para ello y mi conclusión es que el riesgo no vale la pena.

Actualmente yo si amo a alguien profundamente, pero no me corresponde entonces, si quisiera llenar este aspecto de mi vida tendría que arriesgarme a abrirle mi corazón a una nueva persona. La experiencia me dice que ese riesgo no lo vale, es muy pronto no depende de mi por ello no es seguro para mi proceso de sanación.  Ese sería el único aspecto de mi vida que por ahora de mi permanece cerrado, no estoy lista aun y una nueva decepción seria terrible para todo el avance que he  logrado, ese es mi talón de Aquiles de la vida pues, no entiendo a las personas y aprovechan esto para sacarme provecho. La mayoría de las personas son neurotipicos y ya he visto que no congeniamos bien, mejor no entrar a esas aguas tenebrosas.

Como decía, el tiempo de cada uno para sanar es distinto, no retomar todos los puntos que estabas sanando no quiere decir que tu proceso está incompleto o ha fracasado. Hoy me siento un poco más feliz, algo que no sentía hace mucho y seguiré trabajando en que mejore y se mantenga de ese modo.

Les deseo un Feliz año y sigan trabajando en sanar cualquiera que sea su necesidad!