SobrePeso (He sido todas las tallas, del 0 al 12)

Hace rato entre las muchas cosas que quiero escribir y que me falta tiempo, está una serie pesode cosas que tienen que ver con la imagen personal. Más que nada por la forma en que me ha tocado lidiar con el tema aun a estas edades. Hace unos días veía un clip de Melissa McCarty, actriz con sobrepeso, en el que ella decía que ella podía vestirse bien en todos los pesos que ha tenido.

En ese momento creo que finalmente entendí y acepté que a mis 40 tantos años, he tenido absolutamente todas las tallas entre el cero y el doce en varias épocas de mi vida adulta.  Lo más triste del caso es que no pude recordar un solo momento en ninguna de ellas donde haya estado clara en cómo vestir con elegancia esas tallas pero más triste aun, no recuerdo ni una sola vez en que me haya sentido bien con ninguna.

Peleando nuevamente con el peso en este momento, hice un alto y repasé todas las etapas de mi vida, cada peso que tuve en ellas y cómo lo recuerdo y la palabra en común que tienen todas es: No es suficiente.

Nunca es suficiente, para mi familia, la pareja o para mí. Pero realmente no lo es para mí? Es tan importante parecer un palitroque? Me amarán más siendo uno que simplemente siendo como soy? No es dejarse, es dejar de maltratarse psicológica y físicamente, porque ejercitarse y comer bien está excelente, pero matarse de hambre y privarse de nutrientes o desbaratarse el cuerpo con regímenes de ejercicio que no harán milagros, no creo que sea bueno o haga feliz a nadie.

Por ello hace un tiempo decidí que no le iba a dar a nadie más ese poder sobre mí.  Ya no soy una adolescente, soy madre y el cuerpo cambia. Cada metabolismo es distinto y varía con los años pero más importante aún, yo soy más que las libras que marcan la báscula o la talla del vestido que me ponga. Ojalá hace tiempo hubiese decidido hacer esto y dejar que solo los que ven más allá del prototipo de modelo fuesen los que se acercaran. Cuantas chicas gorditas no veo con buenas parejas, hombres buenos que no les importa nada ese aspecto, el problema es que no puedo pedir nada parecido si primero yo no me acepto pero son años de programación que debo trabajar y en este momento la verdad no siento que tenga fuerza pare enfrentarme a críticas de ese tipo, aun soy muy sensible.

Es un camino de recuperación bastante largo pero no imposible. Mientras tanto compro la ropa que le queda a mi figura con este peso y se sienta cómoda, cualquiera que sea ese peso no he querido saber cuál es. Ya no más decir “no voy a comprar nada hasta que rebaje”, basta, no está bien ese castigo constante a mi autoestima. Pero lo más importante es, voy a comer sano sin contar calorías o sentirme culpable, no es atarugarse de comida, es comer lo que se debe, bien y balanceado sin sentir que te reprochan por disfrutarlo.

En que número pararé finalmente, pero sea que suba o baje la única preocupación que dejaré que ello me cause es cuál será solo la siguiente prenda de ropa que comprare y si me gusta o no.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s