De las cosas que no hablamos

Hace tiempo me rondaban la cabeza varios temas que no son precisamente lo que quieres ver cuando entras en un blog y no porque sean malos o subidos de tono, sino porque, al menos en mi país, son como un tabú y no debería serlo.

No somos eternos, lo único que tenemos seguro es que un día no vamos a estar más en la tierra, sin embargo en mi país caminan como si eso no fuera con ellos poniendo en la línea de fuego a ellos mismos y los seres que aman y dicen cuidar con todas sus fuerzas.

Me quiero referir específicamente a tres cosas clave: salud, vejez y muerte.

Todas estas cosas no son un hecho pero, veo a mi alrededor gente que juega con estas variables como si nada.

Comencemos con la salud, en este país tenemos un sistema de salud pública que, aunque deja mucho que desear resuelve y es accesible. Sin embargo, sabemos que hay afectaciones más graves para las que es mejor contar con una forma de acceder a servicios privados que, aunque son mucho más económicos que en muchos países, no son baratos.

Muchas empresas ahora ofrecen afiliación a planes de salud, otras no y por ello no entiendo como hay personas que tienen familia y no buscan al menos afiliar a sus hijos a un plan de salud privado.  El costo, me perdonan, no debe ser discusión si tanto amas a tu familia. En mi caso personal mi compañero no está laborando en una empresa privada y al no tener nexos legales  conmigo hubo que buscar una opción para ese tema, hoy tiene un seguro médico privado por el que paga una suma que considero módica $42 dólares por mes. Me disculpan pero, alguien que trabaja en empresa privada puede pagar eso para su hijo porque me constan que gastan más de eso en un fin de semana de juerga en casa con los amigos o en el salón de belleza. La salud de tus seres queridos o la tuya vale menos que eso?

Del tema de vejez puedo comentar que mi país también tiene un sistema de jubilación establecido pero, ojo que las cosas se están encareciendo tan rápido que cuando a mi generación le toque este derecho la mensualidad que nos tocara no será suficiente para nada.  Nuevamente, hay disponibilidad de ahorro en jubilaciones privadas. Es voluntario y ahorras ahí lo que decides. Realmente no vale la pena la tranquilidad de tener un poco más separar ese dinero hoy?

Finalmente el tema más pesado del escrito es la muerte y aquí tampoco me extenderé mucho, solo quiero hacer que reflexionen pues, como con los demás, parece que la norma en mi país es pensar que ese día no les llegará a ellos.  Nadie sabe el día que le toca y no es ser macabros tener esto en mente, es de ser precavidos. En mi opinión personal no es responsable tener familia y no pensar que sería de ellos si no estás más.

Hay que vivir felices pero, listos para que en cualquier momento ocurra lo inevitable. Mi hija, lo más importante en mi vida, tengo la tranquilidad de tenerla cubierta en ese evento no solo con seguros si no dejando mis asuntos, dinero y propiedades en orden. Yo no soy millonaria pero, las tres cositas de valor que tengo para estar segura que sean de ella eso hay que dejarlo arreglado y por escrito o no vale. Por favor, un testamento simple escrito por ustedes y notariado con el sello son solo $20 dólares, ¿cuál es la excusa?

Hace un año pasé por una enfermedad repentina y muy grave que me reafirmaron la importancia de lo que he escrito aquí. Siempre trato de tener todo listo y aun así esa situación y los interminables días en cama, me dieron una nueva serie de temas que no había considerado si le faltara a mi nena mañana. Y eso que no he entrado a hablar de dejar notas y otras cosas a tus hijos para que tengan recuerdos tuyos fuera de las fotos o videos.

Mi ánimo no es de bajonearles el día con temas “tristes”, si no hacer que tomen cartas en el asunto y que comiencen a hablar de estos temas con su familia, hijos y parejas.  Son difíciles de tocar pero, son muy importantes: quien se queda con qué y porqué? Cómo quieren que los traten en su vejez? Si no tienen una casa, dónde van a vivir o cómo? Qué pasa si tienen enfermedades terminales, los desconectan, mantienen los tratamientos? Si faltan uds dos, quien se queda con sus hijos?

Hablen, hablen, hablenlo todo y hasta lo que no toqué aquí!!!

Luego estarán más tranquilos que tristes, se los aseguro. Recuerden que si aman a los suyos dejarlos protegidos y bien asegurados es la mejor muestra de verdadero amor. Para luego es tarde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s